Las coordenadas del regreso

phone-1052023

Hace un tiempo, en una conversación sobre las idas y venidas de la vida, me dijeron una frase que se me ha quedado grabada al rojo vivo en la memoria: «uno siempre vuelve donde fue feliz». Y hoy estoy intentando volver a un camino que, hace un tiempo, dejé de lado. Muchos no lo saben, pero yo siempre, siempre, he querido ser profesor.

Ser profesor es algo que me llena tanto a nivel personal como a nivel laboral: hacer que alguien pueda aprender de tus conocimientos y que pueda crear nuevos a partir de ellos es, posiblemente, la recompensa más grande que pueda tener un profesor; además, poder estar en contacto con gente es algo que echaba de menos de cuando era traductor. Sí, he dicho era traductor.

Sigue leyendo

Anuncios

Descanso del senderismo laboral

brittany-195961

Si 2016 fue el año de la búsqueda, como dije en mi despedida el 31 de diciembre, este era el año de la acción que necesitaba. En estos seis meses, he tenido la oportunidad de trabajar con nuevos clientes, afrontar nuevos proyectos y tener nuevos conocimientos gracias al aprendizaje específico de ciertas tareas.

Sin embargo, el año de la acción se ha convertido el año de la reacción. Os cuento: estoy a punto de cumplir los 25 años, y es una fecha especial. Llevo unas semanas sin saber muy bien qué quiero hacer. Parece que no soy el único: hay algo llamado «la crisis de los 25». Los que la sufren tienen dudas sobre si lo que están haciendo en ese momento es algo que les apasione y les llame suficiente la atención como para dedicarle el resto de su vida.

Sigue leyendo

¿Qué hace un traductor como tú con un mercado como este?

casual tuesdays.

Quienes me siguen desde hace unos cuantos años saben que mi pasión, incluso antes de empezar a estudiar Traducción e Interpretación, es la enseñanza. Aunque le cogiera el gusto a la traducción y le pillara el tranquillo (o no) a la interpretación, la docencia fue el motivo principal por el que empecé esta carrera. Siempre he sido muy práctico en la vida e intentado que todo lo que haga tenga un fin práctico.

Después de estar un montón de años con la idea de querer estudiar Traducción e Interpretación no quería que Filología fuera una opción. No quiero menospreciar a los filólogos (de hecho, siempre he pensado en hacer Estudios Ingleses para aumentar mis conocimientos), pero cuando estaba en Bachillerato veía a la filología como una disciplina oscura, teórica y pesada, algo muy alejado de lo que buscaba en la vida.

Cuando Guillermo Pinilla me ofreció ser ponente en un congreso por y para estudiantes en la ciudad de Soria, en la que me iba a encontrar con gente con unos pensamientos de actitud parecidos a los míos, no me lo pensé y acepté en el momento. Me acordé de cuando estaba en el instituto y pensaba en que lo que iba a estudiar me iba a abrir muchas puertas, y así fue.

Mi charla ¿Qué hace un traductor como tú con un mercado como este? trataba de arrojar un poco de luz a los estudiantes presentes los cambios del grado respecto a la licenciatura, las opciones que tenemos los graduados en un mercado tan masificado y globalizado como este, además de algunos consejos para el estudiante. Sigue leyendo

Entrevista a Ismael Pardo: «Hay que invertir tiempo y corazón»

blogging-336375Las relaciones humanas son muy curiosas, pero también la vida en general. Durante mis años detrás de Diario de un futuro traductor, tuve el placer de contactar con cientos de estudiantes de toda España (y parte del extranjero) gracias a mi pasión por enseñar y a la posibilidad de orientarlos académica y profesionalmente.

Muchos de esos estudiantes me preguntaron acerca de la carrera o me empezaron a seguir a partir de la creación del blog cuando comenzaron a estudiar; algunos, a día de hoy, ya la han terminado o están a punto de hacerlo. Y te enorgullece, de alguna forma, ver cómo esas personas crecen y van consiguiendo sus objetivos.

También algunos de ellos se convierten en amigos. Puedo nombrar a Ildefonso Muñoz, que empezó pidiéndome ayuda sobre la carrera y ha acabado siendo un gran apoyo personal y profesional, además de ver cómo se convirtió en tesorero de la AETI, o Clara von Essen, un caso similar y de cuyos éxitos me enorgullezco día a día.

La (mal llamada) entrevista que hoy me hace Adelina Bordea, estudiante de Traducción e Interpretación de la Universidad de Málaga, es más una conversación entre amigos. La cuestión es que Adelina quería contar con mi experiencia en su blog, que a día de hoy no está disponible, y no quería desaprovechar la experiencia de haber sido entrevistado por una chica tan brillante.

Adelina, además de futura traductora, se está labrando una carrera como creadora de contenido y bloguera de moda a través de su página My Sweet Paradise.

Sigue leyendo

La guía definitiva para ser productivo

Dar charlas es algo que me gusta, me apasiona y me inspira. No sé si es por mi faceta como profesor, o quizás porque me gusta estar en contacto con estudiantes y otros colegas de profesión, pero lo que sí sé es que es una experiencia que me hace querer dar más de mí. El día 24 de abril de 2017 tuve la oportunidad de volver a dar una charla delante de estudiantes.

Integrada en la Semana Cultural de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Málaga, e invitado por el Consejo de la Facultad de Filosofía y Letras, este año decidí que mi charla versara sobre algo que nos preocupa a estudiantes y a trabajadores independientes: la productividad.

El año pasado también participé en esta semana que se celebra la Facultad de Filosofía y Letras con una charla sobre consejos teórico-prácticos sobre la inserción laboral, y de la que salí muy satisfecho. Este año no iba a ser menos: hablaríamos de qué es la productividad, algunas técnicas y métodos para ser más productivo, y algunas anécdotas sobre la productividad en mi vida laboral (y también personal).

Sigue leyendo

Consejos para el traductor autónomo principiante

business-962310

Trabajar en algo que te gusta es algo que no todos tienen la suerte de poder decir. La verdad es que desde que me hice autónomo, hace ya más de dos años, hasta ahora, que soy totalmente independiente económicamente y en otros aspectos, he pasado por varios trabajos hasta poder estar en la posición en la que me encuentro.

Desde entonces, muchas cosas han sido solucionadas por el método de la experiencia de otros. Preguntar a compañeros cómo se hace algo o pedirles recomendaciones en perfiles profesionales para poder conseguir trabajo ha sido algo que he intentado hacer desde el primer momento (a veces, con resultados bastante pésimos); sin embargo, hay otros muchos aspectos de ser autónomo que he tenido que aprender a través de mi experiencia y del método «ensayo-error». Sigue leyendo

Traductores sin complejos

chess-691437

Para mí «Traducción e Interpretación», por mi caso personal, significa mucho más que la carrera universitaria que me ha dado los conocimientos (básicos) para empezar a elaborar mi vida profesional. Para mí los cuatro años de universidad también significaron la orientación de muchos y la mía propia. Supongo que la faceta de profesor que llevo desde hace varios años fue la que dirigió esta parte de mi carrera.

Sea como fuere, gracias a estos momentos, pude orientar y descubrir la carrera a muchos estudiantes, y también hablar con los futuros traductores e intérpretes desde un punto de vista menos formal, más de tú a tú, dándole la oportunidad de que me contaran las ideas que tenían en la cabeza y cómo se podían conseguir (si se podían, claro está).

Hay que tener en cuenta que este tipo de estudiantes son de la generación millennial, cuyos factores principales son la preparación y la competitividad; sin embargo, es curioso ver la cantidad de veces que he tenido que hacer frente a los complejos de estos estudiantes para ofrecerles una respuesta y una orientación de calidad.

Sigue leyendo

Mi currículo de los fracasos

headache-1910644

En una época tan competitiva como la que estamos viviendo, no podemos permitirnos dejar pasar casi ninguna oportunidad laboral. Todos hemos tenido nuestro momento de buscar trabajo, y, durante ese tiempo, nuestro mejor amigo ha sido el currículo. De hecho, lo sigue siendo para los que buscamos trabajo mientras estamos trabajando.

El currículo es un documento muy especial que, a pesar de ser bastante «formal», es muy personal. Dentro de unos límites, cada uno lo estructura como quiere, le añade imagen corporativa o incluso una foto. En algunos países, añadir ciertos datos está prohibido o no se recomienda para evitar discriminaciones, y en otros es obligatorio añadir algunos detalles para que te consideren como candidato.

El otro día, en una charla informal con un par de estudiantes de Traducción e Interpretación, me preguntaron qué pensaba sobre los currículos y si les podía dar algún consejo sobre lo que debían tener para que una empresa te contratara. Después de darle muchísimas vueltas al tema y no ponerme de acuerdo ni conmigo mismo, se me encendió la bombilla: la clave del éxito (laboral) no solo está en lo que se muestra en un documento como el currículo, sino que está en lo que no se enseña.

Sigue leyendo

La maravilla de ser (traductor) autónomo

computational-2048169

Lo digo y no me lo creo: hoy, precisamente hoy, cumplo dos años como autónomo. Hace un año tampoco me creía lo rápido que pasa el tiempo, pero es verdad que, cuando estás haciendo lo que te gusta (en mi caso, traducir, enseñar, comunicar y orientar a estudiantes), el tiempo se pasa volando.

En cuestión de un año, me he dado cuenta de que había algunas claves que había que tener en cuenta, pero también muchísimo más por aprender y, sobre todo, por experimentar. Siendo autónomo tienes que sacar adelante, casi por obligación, un montón de cosas que puede que no se aprendan en otros trabajos: fiscalidad, facturación, actitudes empresariales y muchísimo más para que tu negocio siga a flote.

Son muchas horas invertidas en trabajo, a veces no productivo, pero, como decía, en mi caso, han sido dos años fantásticos, con sus idas y sus venidas, en los que he tratado de luchar por lo que quiero: una independencia laboral en la que hay que estar preparado para todo, incluso para ser un superhéroe, si la situación lo requiere. Pero ¿qué es lo que me gusta tantísimo de ser autónomo?

Sigue leyendo

La gamificación: de los (video)juegos a las aulas

boys-1782427

Muchos ya lo saben, pero además de ser traductor de inglés y de ofrecer otros servicios lingüísticos, paso una gran parte de mi tiempo como profesional autónomo ejerciendo de profesor con diferentes clientes y en diferentes modalidades. Actualmente, invierto mi tiempo como docente en tres partes (aunque no iguales): con una academia en línea, con una academia presencial y con algún que otro particular.

En las tres intento utilizar el mismo método, en el que me siento más cómodo, y es el de aplicar una teoría que ya hemos aprendido a una práctica con situaciones reales, del día a día y aplicados al objetivo del alumno (si está estudiando para un examen, si está estudiando para mejorar en su trabajo, etc.).

Sin embargo, en un cara a cara, como las clases particulares, y con un método como el online, en el que hay poco margen de maniobra más allá de ceñirnos a un manual y a un estilo de cómo hacer las clases, no hay tanta flexibilidad como sí podemos tener más «libertad» en unas clases en la que tenemos que cubrir contenido pero no cumplir unas reglas estrictas de seguimiento de las clases. Sea como fuere, en este artículo vengo a explicaros cómo implementé la gamificación casi sin querer en mis clases y, además, qué tiene de malo y de bueno.

Sigue leyendo